Se podría viciar proceso electoral al cambiar la fecha de la emisión de la convocatoria

CULIACÁN._ La polémica desatada por el Congreso de Sinaloa respecto a diferir la convocatoria, para las elecciones del 2021, de la primera quincena de septiembre a la primera quincena de diciembre, es violatorio de las leyes y normas vigentes, ya que la Ley de General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE), en su artículo 67 afirma que los Consejos Locales iniciaran las sesiones a más tardar el día 30 de septiembre del año inmediato anterior a las elecciones; pero en su homologación de la Ley en Sinaloa (LIPES), afirma que la convocatoria se lanzará el día 15 de septiembre del año inmediato anterior a las elecciones, manifestó Héctor Melesio Cuén Ojeda.

Considero que retrasar la expedición de la convocatoria por capricho de MORENA, partido que cuenta con la mayoría en la Cámara de Diputados local, es viciar todo el proceso electoral de origen, el no acatar la ley demuestra un desprecio a la normatividad vigente, esto sólo deja más dudas que respuestas.

“No existen argumentos sólidos para poder realizar estos cambios a la Ley tan aprisa, simplemente Morena quiere ganar tiempo, estos políticos no han realizado un buen trabajo y requiere tres meses para poder posicionarse mejor entre la población.

Para mí es importante resaltar que las próximas elecciones son históricas por varias razones: porque serán unos comicios inmediatos a una pandemia y porque ya no existe los partidos hegemónicos y considero que los institutos políticos locales, como el Partido Sinaloense, serán más competitivos y obtendrán mejores resultados”, expresó Héctor Melesio Cuén Ojeda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *