CULIACÁN._ Llegó el mes de diciembre y con él las festividades que a la mayoría de los mexicanos nos gustan, pero si bien, para unos estas fechas son de felicidad y de gozo, para otros es una época de melancolía, de tristeza, e incluso de soledad.
De acuerdo con el maestro de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), Juan Leonardo Valenzuela Núñez, a este tipo de sentimientos que acompañan estas fechas navideñas se le conoce como “depresión decembrina”, la cual se caracteriza por experimentar de manera transitoria una baja en la actitud y desánimo.
“La llamada depresión decembrina o depresión invernal, técnicamente se llama Trastorno Afectivo Estacional y se caracteriza porque normalmente se presenta entre finales de octubre y durante el invierno. Se considera que tiene diversas variables, es decir, es multifactorial”, señaló.
En ese sentido, explicó que existen diversas causas que desencadenan este tipo de depresión como lo son el cierre de un año, el no haber logrado las metas propuestas, el estar lejos de la familia, la pérdida de un ser querido en estas fechas, así como también, factores ambientales, esta última, porque en los últimos meses de año la luz solar disminuye y el clima frío se hace sentir.
“Hay disminución por un efecto fotosintético, es decir, la disminución de la luz a nivel retina se capta como una disminución del efecto de la luz a nivel cerebral y en el nivel cerebral hay un sistema reticular que se encarga de los ciclos circadianos de sueño y vigilia que cuando hay menos luz se activa”, especificó.
El universitario, puntualizó que, algunos síntomas que pueden llegar a presentarse con el cuadro depresivo decembrino son: aislamiento, baja de ánimo, pérdida de placer por las cosas que antes disfrutaban hacer y un aplanamiento afectivo.
De llegar a experimentar estos síntomas, el psicólogo recomendó realizar terapia de luz, es decir, exponerse a luz natural del sol por pequeños intervalos de tiempo, ya que este es un buen tratamiento para activar el estado de ánimo.
Asimismo, dijo es importante acudir a psicoterapia para que sea un especialista quien determine si se trata de una depresión transitoria o se encuentra en una etapa más avanzada de esta enfermedad.

“En cuanto a la psicoterapia que es a lo que nosotros nos compete, tenemos que revisar en la persona que padece esto cuáles son sus pensamientos, creencias, las ideas que son más recurrentes en el antecedente a la presentación del cuadro, cuando dicen ellos es que no está en mí, no puedo controlarlo, lo llevamos a conciencia de la enfermedad, que se den cuenta, que sepan qué es lo que les pasa para poder establecer una estrategia que a ellos les permita identificar qué hacer”, detalló.

Valenzuela Núñez, indicó que una vez concluida la época invernal, la depresión decembrina desaparece y las personas vuelven a su vida normal, pero hay que estar alertas si en ellas persisten este tipo de síntomas. De ser así, aseguró, es necesario que primeramente se active la red de apoyo familiar, así como acudir con el médico especialista.

“Si pasando invierno continúa la depresión entonces, ya no es un Trastorno Afectivo Estacional, sería manejado como depresión en algunas de sus categorías”, afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *