Anfibios como lagartijas y sapos son inofensivos y vitales para el control de insectos

CULIACÁN.- Por el desconocimiento del papel que juegan como controladores en el medio ambiente especies como las lagartijas, sapos, ranas e iguanas, son exterminados por la población que piensa que pueden ser ofensivos o venenosos, advirtió Saturnino Díaz.

El investigador de la Facultad de Biología de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), describió que ellos forman parte de un grupo de consumidores de moscos, hormigas, garrapatas y cucarachas.

“Vemos que nuestra sociedad los ve con desprecio, en ocasiones los cazan de manera y forma indiscriminada, porque no conoce el gran papel que desempeñan como controladores de fauna entomológica, así le decimos a los insectos, son grandes controladores de poblaciones de moscos”, enfatizó.

En ese aspecto, citó que los sapos pueden consumir en promedio hasta cien individuos de moscos o larvas diariamente; otras especies que también contribuyen a este equilibrio ecológico son las iguanas y las salamanquesas que están en casa que se alimentan de hormigas, moscas, cucarachas, entre otros insectos.

“De tal manera que si nosotros entendemos ese papel vamos a empezar a respetar a ese tipo de organismos y así vamos a tener también un ambiente sin tantos insectos nocivos”, aseguró.

En ese sentido, Saturnino Díaz pidió que, al observarlos, ya sea a la luz de las luminarias o bien, en casa, respetarlos y entender que están desempeñando su función por lo que, invitó a la población a no exterminarlos y permitir que se reproduzcan para seguir manteniendo el equilibrio en los ecosistema

You may also like

Comments are closed.

More in ANGOSTURA