Llama infectóloga a no alarmarse ante brote de viruela símica

CULIACÁN.- Si bien, en los últimos días se ha estado hablando mucho de la viruela símica o del mono, esta no es una enfermedad nueva, dado que era endémica en unos pocos países del continente africano y ahora han aparecido algunos brotes en varios puntos del planeta, y México no queda excluido, por ello es sumamente importante informar a la población para que no se alarme, pero sí se evite el contagio y en el caso de adquirirla acudir a consulta médica al presentarse los primeros síntomas, destacó Tania Gadea Álvarez.

La infectóloga del Centro de Investigación y Docencia en Ciencias de la Salud (CIDOCS) de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) detalló que en años atrás este padecimiento solo se podía contagiar de los simios al hombre y hoy ya se observa que se transmite de humano a humano, lo que ha provocado que empiece a extenderse como cualquier enfermedad infecciosa y por ello es que ya está presente en más de 80 países del mundo, y actualmente en México ya se tienen 147 casos.

“Es una enfermedad que está afectando principalmente a hombres, más o menos en las edades de los 30 a 40 años, son personas que tienen contacto físico estrecho con otras personas y es como se ha estado dando, pero pueden ser mujeres, en niños, en cualquier población que tengan contacto con un enfermo. Se puede decir que no es una enfermedad grave realmente, hasta ahorita de los 17 mil casos en el mundo, apenas se han reportado 12 defunciones, en México no ha habido defunciones por esta enfermedad”, detalló.

La especialista universitaria señaló que las primeras reacciones de esta viruela son similares a la gripe, en las que se presenta inflamación de los ganglios linfáticos, seguida de erupciones en cara, palmas de las manos, plantas de los pies y en las áreas genitales, y el periodo de incubación, entre la infección y la aparición de los síntomas suele ser de 6 a 16 días, aunque esto puede variar entre 5 y 21, explicando que el diagnóstico solo se puede establecer mediante pruebas de laboratorio.

“No tiene una cura como tal, de hecho, hay algunos antivirales que no están muy accesibles a la población, pero como es una enfermedad benigna se supone que tratando los síntomas las personas pueden sentirse relativamente bien”, manifestó.

Gadea Álvarez expresó que para evitar contagiarnos de la viruela símica es importante que evitemos estar en contacto físico con una persona infectada, así como con objetos que han estado en contacto con ella, como la ropa, toallas, utensilios para comer, ropa de cama, por lo que lo recomendable es que se mantenga aislada y los objetos se laven con detergente para eliminar el virus. También expuso que para evitar esta afección es importante volver recurrentemente al lavado de manos, evitar tocarse nariz, boca y ojos, y sobre todo no alarmarse.

You may also like

Comments are closed.

More in ANGOSTURA