Participa Graciela Domínguez en reunión con secretarios de Educación del país

Se realiza Foro de consulta en la Cámara de Diputados y se analiza el tema acerca del horario extendido en escuelas

CULIACÁN.- La Secretaria de Educación Pública en Sinaloa, Graciela Domínguez Nava propone focalizar los esfuerzos para buscar un esquema de ampliación de clases en comunidades vulnerables, enfocados en actividades que combatan el rezago educativo que dejó la pandemia.

Esto, durante su participación en la mesa de trabajo realizada en la Cámara de Diputados, misma que reunió a titulares de Educación del país.

El horario extendido en las escuelas debe orientarse a las comunidades vulnerables y enfocarse en el desarrollo de actividades que favorezcan al combate del rezago educativo que provocó la pandemia por el Covid-19, indicó la secretaria de Educación, Graciela Domínguez Nava.

Durante el Foro para revisar el Programa de Escuelas de Tiempo Completo, realizado en la Cámara de Diputados, la titular de la Secretaría de Educación Pública y Cultura (SEPyC) presentó la propuesta de Sinaloa, la cual se centra en promover la educación con justicia social, donde se dé prioridad a las niñas, niños y adolescentes de zonas marginadas y que se garantice el acceso a una alimentación sana.

De igual forma se propone generar condiciones para una convivencia sana y pacífica, el fomento de los valores y el involucramiento voluntario de los padres de familia para la elaboración de los alimentos y limpieza de los espacios acondicionados para ello, así como la suma de los ayuntamientos y organizaciones civiles por medio de alianzas para proveer los recursos necesarios para garantizar el funcionamiento de los comedores escolares.

“Lo que proponemos es implementar este programa orientado, reorientado principalmente a las comunidades vulnerables, que en este caso estamos denominando a las comunidades indígenas, a las hijas e hijos de jornaleros agrícolas y a las zonas de desplazados por la violencia que se colocan principalmente en las zonas urbanas rurales”.

En tanto a las actividades escolares, Domínguez Nava indicó que se requiere retomar el principio por el cual fue creado este programa y que las niñas, niños y adolescentes puedan desarrollar más habilidades y contrarrestar los índices de rezago educativo que se tienen actualmente.

Domínguez Nava puntualizó que la operación del Programa de Escuelas de Tiempo Completo es una oportunidad para atender a los grupos vulnerables y mejorar los indicadores educativos, siempre y cuando se establezcan reglas claras y se dé puntual seguimiento.

En Sinaloa se tenían 1 mil 030 escuelas de tiempo completo y se destinaban 500 millones de pesos al año. Con la pandemia, un tercio de estos planteles educativos fueron vandalizados y requieren inversión para restablecer su infraestructura.

Sergio Lozano Garcia

You may also like

Comments are closed.

More in GUAMUCHIL