Uno de cada 87 niños con espectro autista en México: CAS


Congreso Multidisciplinario “Por una Educación Humana y Sustentable

GUAMÚCHIL.- El trastorno del espectro autista, no es una enfermedad, es una condición cuyas características principales son el deterioro persistente de la comunicación social recíproca y la interacción social, los patrones de conducta, intereses o actividades restrictivos y repetitivos, destacó la doctora Rossela de Jesús Vega Castro, adscrita al servicio de neurología pediátrica y neurofisiología clínica del Centro de Autismo de Sinaloa (CAS).

Al disertar este sábado 26 de noviembre sobre la conferencia “Autismo y Otros Trastornos de Desarrollo”, dentro del Congreso Multidisciplinario “Por una Educación Humana y Sustentable” efectuado en el auditorio del Centro de Estudios Superiores de Guamúchil, A.C., la especialista en el tema dio a conocer que acorde a los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) uno de cada cien niños son diagnosticados con esta condición a nivel global, mientras que en México la estadística es de uno en cada 87 infantes, así como una mujer por cada cuatro varones.

La doctora Vega Castro fue enfática al precisar que es necesario prestar atención a los signos temprano de alarma, entre los que destacan: No señala, no busca comunicarse mediante gestos o miradas; No responde a su nombre, a veces parece no oír o ser demasiado sensible a los sonidos; Dificultades en el contacto visual (dirigido o espontáneo); Ausencia de sonrisa social; Falta de balbuceo, retraso en la adquisición de lenguaje o regresiones en el mismo; Intereses o respuestas sensoriales inusuales; Conductas motoras repetitivas (aleteo, balbuceo), entre otros.

En cuanto a la interrogante sobre qué hacer, dijo que es ayudar al niño o al paciente, -el cual puede ser diagnosticado a cualquier edad-, a que preste atención a la información importante.

El habla, los gestos, las acciones, e impulsarlo a entender fácilmente el sentido de la información para que alcance un desarrollo típico, social y del lenguaje.

Añadió que ante cualquier sospecha de la condición, se debe buscar la atención de un médico especialista, ya que ellos deben ser un instrumento de educación y atención y no con personas que buscan lucrar con el dolor.

“Debemos tener cuidado con el lucro que se hace del dolor ajeno, porque si se conocen los signos de alarma, no se compromete el bienestar del niño, además de valorar que mucho influye en el comportamiento del paciente el estilo de vida que tenga la familia y las personas de las que se rodea”.

Cabe remarcar que estuvieron presentes en esta interesante ponencia estudiantes de las diferentes licenciaturas de CESGAC, entre las que destacan Fisioterapia, Cosmiatría y Diseño de Imagen, así como padres de familia y personas de la comunidad interesadas o vinculadas al tema, por la condición de sus hijos o algún familiar en particular.

Es así como CESGAC continúa con las actividades de conmemoración del 45 aniversario de la fundación de la institución educativa, en donde la doctora Bertha Ramona Castro Camacho, fue la encargada de brindar el mensaje de bienvenida y agradecimiento a la reconocida ponente.

You may also like

Comments are closed.

More in GUAMUCHIL